domingo, 14 de febrero de 2016

MicroRelato: Las Lentejas De Mi Madre

Mis lágrimas de tristeza salían sin parar, ante la situación que estaba viviendo en estos momentos. 

Pero un vago recuerdo me hizo reír a carcajadas dejando a todo el mundo perplejo. 

-Hija mía, comete las lentejas, tienen mucho hierro, vitaminas y las necesitas para crecer sana y fuerte 
-Pero es que no me gustan, mami las aborrezco 
-Ya, hija, ya, pero es que...
-Que no me apete...
-¡QUE TE LAS COMAS, COÑO! (sin rechistar me las comía) 

A algunas personas probablemente ese tipo de grito de parte de una madre les resulte familiar. 

A mí, muchísimo, y esas palabras que antaño me hacían callar, ahora, me hacían reír.

Y deseaba poder escucharlas una vez más. Mirando el cuerpo inerte de mi madre en su ataúd, echo de menos esas situaciones de mi niñez.

2 comentarios: