sábado, 23 de septiembre de 2017

Carta: Tú siempre estarás presente




Tú siempre estarás presente

Verte desde la distancia por primera vez encandilo mis sentimientos y se convirtieron todos en un torbellino de emociones, que giraban dentro de mi sin poder controlarlos. Era la primera vez que te veía personalmente, y mientras me acercaba a ti corriendo para abrazarte por que no podía controlar mis nervios, iba pensando en una frase insistente en mi cabeza.

«No te he enamores, no lo hagas porque perderás toda tu esencia».

Demasiado tarde pensé, estaba perdida ante ti y la unión de ese abrazo condeno mi vida eterna en amor hacia tu persona. Pensaba que el amor eterno era una mentira inventada por los poetas y escritores, estaba equivocada, existe y lleva tu nombre escrito en mayúsculas.

Guapa, si lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te dejaran ver las estrellas, esas estrellas que cada vez que las veas llevan un te quiero de mis labios y quiero que las veas siempre, para que recuerdes que pase lo que pase entre nosotras, siempre habrá un mañana. 

Siempre estaremos unidas en plenitud, siempre seremos las almas gemelas que nos encontramos en la vida y que jamás nos separaremos espiritualmente aunque pasen mil años.

Tengo que decirte que aún no puedes marcharte, que no es tu momento, no es tu tiempo o por lo menos eso es lo que yo deseo con mi alma. Si tú te vas, todos mis sueños se irán de golpe también contigo, y nos quedan tantos por cumplir amor, si te vas, ¿qué voy hacer sin ti?, ¿cómo haré para vivir sin ti?.

No me hagas esto cariño mío, necesito de ti para respirar, para vivir en esta vida llena de dolor y sufrimiento, no puedo quedarme aquí sola pensando en esta unión carnal que se está rompiendo, en esta agonía de millones de palabras que no puedo controlar, de estas lagrimas que no paran de salir pensando en ti, en nosotras, necesito que te quedes, tu espíritu aun no puede continuar sin mí, espérame amor eterno.

Pero como es costumbre en tu persona y eso fue algo que me enamoro de ti, tú tienes tus ideas, tu estilo de vivir, tu forma maravillosa de ser y has decidido ir adelantándote, está bien, con gran pesar lo aceptare aunque mi corazón está roto en mil pedazos sé que al otro lado te encontrare, y volveré a abrazarte una vez más y estoy segura que en el otro plano ya jamás nos vamos a separar.

Ya no estás aquí pero te llevo en mi corazón, y te llevare siempre, porque mientras yo esté aquí, tú siempre estarás presente. 

Fin

¡¡GRACIAS POR LEERME!!

Mis Redes Sociales:

www.celivircardenas.xyz
celivir.blogspot.com.es 
celivir.wordpress.com
@Celivir78  
youtube.com/c/Celivir78
google.com/+Celivir78
#Celivir78
#CelivirCardenas
facebook.com/Celivir78 

jueves, 7 de septiembre de 2017

MicroRelato: No he nota-DO nada extraño


No entiendo cómo puedes saber todas las tablas de multiplicar pero no te aprendas la del número 2.

La profesora que tuve en mi niñez me decía una vez más esa misma frase que escuche por más de un año cada día cuando cursaba el segundo curso.

Mi espíritu al morir se encontró por fin con su guía espiritual y era sin duda Flora, mi profesora de matemáticas. 

No me desagrado la idea de que fuera ella, me ayudó mucho y consiguió grandes cosas con mi persona haciéndome avanzar en la vida.

Me convirtió en lo que hoy soy, una gran mujer con valores, con fuerza para enfrentarme a adversidades y luchar en la vida.

Sonreía mientras caminaba a su lado y la escuchaba refunfuñar, sin saber como y mucho menos sin entender bien lo que ocurría, unas notas musicales llegaban a mis oídos extrañas.

— ¿Hay música?—. Pregunte

— Si

— ¿A dónde vamos?         

— A algún lugar-. Su respuesta me dejo desconcertada.

— La música es descontrolada, falta la nota DO

— ¿Y qué más da?, a ti siempre te falto algo, la tabla del 2, tiempo para llegar temprano a clase, no hacías los deberes....

— Lo acepto- La interrumpí avergonzada por esos recuerdos-. - Pero si a la música le quitas cualquier nota entonces no sale como uno espera

— Así nos sentíamos todos tus profesores cuando queríamos enseñarte y tú ignorabas cada cosa

Me disculpe de corazón, resignándome al castigo a recibir por mi falta de oído y de razón.

— ¿A dónde vamos?

— A algún lugar….a rescatar la nota DO.

FIN

Mis Redes Sociales:

www.celivircardenas.xyz
celivir.blogspot.com.es 
celivir.wordpress.com
@Celivir78  
youtube.com/c/Celivir78
google.com/+Celivir78
#Celivir78
#CelivirCardenas
facebook.com/Celivir78